Sexo es una palabra que viene del latín clásico SEXUS y a su vez la palabra SEXUS viene de una idea griega.

La idea griega que ofrece este vocablo es seccionar, cortar.

Todos los humanos somos sexuados y al ser sexuados nos  necesitamos los  unos de los otros.

Aristófanes, en El Banquete, de Platón relata una historia de cómo éramos los humanos antes de ser cortados por los dioses por  causa de nuestra insolencia.